¡Precaución! Época de alacranes