Los residentes del Hogar Madre Teresa continúan visitando otras residencias