El Intendente del supuesto sueldo vergonzoso propuso una reducción de 4 millones de gasto político