Frente a las grandes lluvias, Brupbacher recorrió la ciudad