El incendio del quincho en el Poli no fue intencional