Ante una multitud fue inaugurado oficialmente el Paseo Francisco con la imponente imagen de Cristo Resucitado